amor, relaciones de pareja

Cómo reconocer que te has enamorado

Rate this post

El enamoramiento es un fenómeno y sentimiento que toda persona experimenta, al menos, una vez en la vida. Si llevas mucho tiempo conversando en el chat gratis    con ese chico o chica con el que sientes afinidad y que te gusta y empiezas a sentirte extrañ@, puede que estés empezando a enamorarte. En Agregame queremos ayudarte a entender mejor tus sentimientos y este artículo está dedicado a cómo reconocer si te has enamorado.

Definiendo el enamoramiento

Pero, para empezar, ¿qué entendemos por enamoramiento? En primer lugar, es un sentimiento y estado natural del ser humano. Podemos decir que enamorarse no solo es saludable sino también necesario. El enamoramiento implica atracción sexual y obsesión y se trata de una fase muy intensa pero con una duración muy determinada. Todas las personas que se enamoran comparten una serie de «síntomas» comunes.

Los síntomas del enamoramiento

El enamoramiento presenta una gran variedad de «síntomas» o signos que lo delatan. La persona que se ha enamorado suele manifestar estas características….

  • Fantasea sobre cómo sería la vida con la persona amada, y se trata de fantasías muy agradables;
  • Piensa de forma casi permanente en la persona amada, ya sea en el trabajo, con los amigos, en casa, con la familia… sus pensamientos divagan con frecuencia hacia el chico o chica deseados;
  • Idealiza a la persona amada, en quien solo ve cualidades. Es la chica o chica más inteligente, bella, ingeniosa y divertida del mundo en su mente;
  • Otras preocupaciones pasan a segundo plano y todo queda relegado al deseo de formar parte de la vida del sujeto deseado, salir con él o ella y convertirse en su pareja. El deseo principal es convertirse en su pareja permanente;
  • Deseo de querer ser amado. Aquí la reciprocidad es necesaria: no basta con amar al otro sino que es necesario ser también amado;
  • El deseo de posesión es también inherente al enamoramiento. En este caso hay que tener cuidado pues puede derivar en una obsesión malsana si no se controla;
  • La atracción sexual hacia el sujeto de deseo es muy fuerte y resulta difícil mantenerla oculta;
  • La incertidumbre aparece en ocasiones, como un nubarrón amenazando el futuro común deseado. Este sentimiento provoca en el enamorado una gran angustia pues no hay nada peor para él que la perspectiva de no conseguir a la persona amada.

La duración del enamoramiento

El enamoramiento es un estado muy intenso y su duración, como ya hemos comentado, es limitada en el tiempo. Los expertos aseguran que no suele durar, como mucho, más de unos años. Lo ideal en una pareja que se ha unido como resultado del enamoramiento es que esta fase deje paso al amor.D

Diferencias entre enamoramiento y amor

A veces estos dos conceptos tan importantes se confunden. El enamoramiento es un sentimiento muy intenso y pasajero mientras que el amor puede durar toda la vida y es más racional.

El enamoramiento suele aparecer de forma súbita (lo llamamos coloquialmente «flechazo») mientras que el amor es un sentimiento que madura con el tiempo, que va apareciendo poco a poco.

Por último, el amor es un sentimiento más profundo y no está ligado necesariamente a la atracción física, como ocurre con el enamoramiento.

¿Por qué nos enamoramos?

Para finalizar, una pregunta común es por qué nos enamoramos de una persona y no de otra en concreto. La ciencia y los expertos han tratado de explicarlo, concluyendo que el atractivo físico, la proximidad, la reciprocidad, la similitud y complementariedad son los factores decisivos.

Así, es más fácil enamorarse de quien nos corresponde en sentimientos, está cerca de nosotros, se nos parece y, además, tiene cualidades que no poseemos pero nos complementan.

Así pues, si descubres por todo lo explicado en este artículo que te has enamorado, disfruta el momento y sé consciente de que se trata de una gran experiencia. Eso así, trata de no obsesionarte las 24 horas con un amor imposible pues puede que repercuta negativamente sobre otros aspectos de tu vida.

Deja un comentario