✓ Volver a Agregame.com
amor, relaciones de pareja

Cómo saber cuándo se acaba el amor

El final del verano es, para un número considerable de parejas, el momento en el que eligen, desgraciadamente, para finalizar su relación. La intensidad del tiempo transcurrido en pareja en las vacaciones de pareja deja, con frecuencia, al descubierto las carencias y los problemas en la relación. Sin embargo, hay otras parejas que, pese a detectar un deterioro en su relación, no están seguras si en ellas acabó el amor. Te proporcionamos las claves para saber cuándo se acaba el amor y qué situaciones han de llevarte a finalizar tu relación de pareja para no haceros más daño mutuamente:

  • Ya no te sientes acompañado/a.  En el inicio y en otras fases de la relación el tiempo que pasabas con él o ella era muy valioso y le echabas tremendamente de menos cuando no estabais juntos. Sin embargo, en el tiempo que pasáis ahora en compañía hay muchos silencios incómodos, sientes a tu pareja como a un extraño y ya no te sientes acompañado/a.
  • LLegó la rutina.  Ir al cine, tomar un café, dar un paseo en compañía de tu pareja era como un acontecimiento. Te emocionaba y disfrutabas en su compañía. Sin embargo, actualmente, la rutina se ha instalado en las actividades de ocio que hacéis juntos y tendéis a discutir y a no poneros de acuerdo por cosas livianas. Discutes con tu pareja sobre qué película ver, a dónde ir y otras cuestiones sin importancia real pero que instalan el enfado en vuestra relación.
  • Los gestos de cariño desaparecen.  Las caricias, besos y abrazos que antes eran habituales y espontáneos han desaparecido prácticamente. Tu pareja trata de evitar estas muestras de cariño y, cuando se producen por tu insistencia, son gestos fríos y con desgana.
  • Ya no disfrutáis en la cama.  El sexo ha empezado a ser también esporádico y poco satisfactorio. El sexo puede convertirse también en fuente de discusión e ir a la cama juntos es ya una actividad rutinaria y nada satisfactoria. El sexo ha dejado de ser divertido y ya no buscáis la ocasión ideal para practicarlo.
  • La comunicación escasea.  Antes os entendíais con un simple gesto o una mirada. Ahora la comunicación, tanto verbal como no verbal, entre vosotros brilla por su ausencia. Los temas de conversación escasean y, cuando se producen, degeneran en discusiones. Ya no te apetece contarle tus problemas o preocupaciones más íntimos y no crees que vayas a encontrar comprensión en tu pareja si decides hablar de ello.
  • No tiene tiempo para ti.  Tu impresión general es que ya no tiene tiempo de calidad para dedicarte. El trabajo o los amigos se han vuelto más importantes para él o ella como una vía de escape para los problemas en vuestra relación. Es algo evidente para ti aunque te duela reconocerlo.
  • Piensas menos en él o ella. Ya no forma parte principal de tus pensamientos. Ya no estás deseando hablar con tu pareja cuando te ocurre algo emocionante o destacado. No tienes esa necesidad urgente de contarle cosas, incluso todo lo que pasa por tu cabeza.

Si te sientes identificado con la mayor parte de estas señales de alarma, es el momento de cerrar una página de tu vida e iniciar una nueva etapa. No será fácil pero será la mejor decisión, a la larga.

Y, si quieres saber más sobre cómo algunas parejas logran que su amor perdure con el paso del tiempo, te recomendamos leer este artículo. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: