amor, relaciones de pareja

Emociones en la pareja: conocerlas para una relación positiva

Las emociones son el centro de gravedad de una relación de pareja: la mantienen unida y nutren con sensaciones de placer, pertenencia y la convicción de ser comprendido y compartir todo lo importante con la persona amada.

Sin embargo,  si no comprendemos las emociones propias y de nuestra pareja éstas pueden volverse en contra nuestra. Entenderlas es necesario para que nuestra relación tenga éxito. Así pues, desde AGREGAME vamos a explicaros qué es lo más importante que debemos saber sobre nuestras emociones:

  • Emociones primarias. Las emociones primarias son las primeras reacciones que experimentamos en respuesta a un acontecimiento en concreto que sucede en torno nuestro. Son llamadas también “emociones básicas”. Principalmente, son la alegría, miedo, tristeza y furia.
  • Emociones secundarias. Sin embargo, en muchas ocasiones las primarias son sobrepasadas por las llamadas emociones secundarias, que son mucho más complejas y amplias. Estas son autoconscientes y comprenden desde la sorpresa y vergüenza hasta el amor, la que más nos interesa al abordar las relaciones de pareja. 
  • Las emociones secundarias pueden ser destructivas. El psiquiatra estadounidense Les Greenberg ilustra muy bien en el siguiente gráfico cómo las emociones secundarias pueden derivar en peleas y distanciamiento en una relación de pareja:Les-Greenberg-ChartLa mujer (representada por un cuadrado) se siente triste porque cree que su pareja no está cuando le necesita. Se siente, además, avergonzada porque intuye que la falta de atención de su hombre se debe a que ya no la encuentra atractiva o interesante y teme que él pueda abandonarla. Ante él, como consecuencia de estas sensaciones, muestra ira.  Por otra parte, el hombre (representado por un círculo) no conoce las emociones primarias de su pareja porque ésta no quiere mostrárselas. Al recibir críticas de su mujer interpreta que él no es quien ella necesita. Este hecho activa sus propios sentimientos de vergüenza. Además, siente furia, ansiedad y miedo. Así, dicha pareja se encuentra inmersa en un círculo de emociones secundarias negativas difícil de romper.
  • Para no caer en este círculo vicioso, la pareja debe plantearse una serie de preguntas y buscarles respuesta: ¿Estoy expresando realmente lo que siento a mi pareja? ¿Cuáles son mis verdaderos sentimientos? ¿Por qué estoy transmitiendo a mi hombre/mujer sentimientos negativos? ¿Qué me impide transmitir mis verdaderos sentimientos?

Una vez planteadas y respondidas estas preguntas y comprendida la naturaleza de nuestras emociones primarias y secundarias, hemos establecido las bases para que las emociones funcionen a favor nuestro y no en contra y contribuyan a mantener una relación de pareja sana presidida por el amor y la comprensión.

 

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *