✓ Volver a Agregame.com
relaciones de pareja

¿Se rompen más parejas en verano?

Es una creencia extendida que el verano es la estación en la que se forjan más parejas nuevas pero también más parejas dicen adiós. Una convivencia más intensa y prolongada con la pareja en el período vacacional puede ser una oportunidad para estrechar lazos pero también puede generar tensiones y conflictos.  Sin embargo, las creencias  muchas veces no se corresponden con la realidad pues los estudios científicos sobre este asunto son contradictorios:

  • Un estudio realizado en Facebook entre 10.000 personas estableció que el día siguiente a la celebración de San Valentín y dos semanas antes de Navidad son los momentos del año en los que se producen más separaciones de parejas. ¿Sorprendente, no? Quizá no tanto si consideramos que San Valentín puede poner a prueba el romanticismo en una relación y parejas en crisis deciden romper de forma definitiva antes de llegar unas fechas navideñas de celebraciones familiares y pretendida armonia.
  • Sin embargo, un estudio publicado hace ya algún tiempo por el Instituto de Política Familiar revelaba que dos de cada tres rupturas de pareja suceden tras el verano. Infidelidad y fricciones con la familia del novio o la novia son los principales motivos del cese de la convivencia.

Estos son únicamente dos ejemplos de los diversos estudios realizados en los últimos años en torno a los momentos más frecuentes de la disolución de una relación. Para evitar que las estadísticas engorden en estos meses estivales y combatir la creencia popular del verano como “estación maldita” para las relaciones, los psicólogos realizan varias recomendaciones: rupturas

  • Busca tiempo de soledad en tus vacaciones. Irse de vacaciones con la pareja no significa tener que pasar las 24 horas en su compañía. Todos necesitamos nuestro espacio. Pasear sólo, leer un libro, meditar frente a la playa puede ayudar a sentirnos más relajados, valorar más lo que tenemos y disfrutar más el tiempo en compañía.
  • Reparte las tareas de forma equitativa. Las vacaciones no significan tiempo de ocio indefinido sin obligaciones, sobre todo si la pareja tiene hijos. Para evitar conflictos, es importante repartir las tareas de forma que los dos se sientan cómodos y ninguno agobiado.
  • Comunicación fluida. La comunicación entre la pareja debe ser aún más fluida que el resto del año, pues son mayores las actividades y el tiempo que pasan juntos.
  • Las vacaciones no son la solución. Si una pareja está en crisis, las vacaciones de verano no representan la ocasión ideal para solucionar los problemas. De hecho, todo lo contrario si éstos no se afrontan antes. El roce de la convivencia puede ser el clavo en el ataúd de una pareja con problemas. Es mejor opción acudir a un especialista o tomar un tiempo de descanso en la relación para reflexionar.

Siguiendo estos consejos con toda probabilidad disfrutarás más de tu pareja este verano y tu relación se verá fortalecida.

Agregame.com

Comentarios

  1. Yo creo que son en fechas significativas, porqué en ese momento es cuando se paran a pensar, después de verano, Uff otro año así? se plantearan y lo mismo con las navidades y San Valentín, son momento en que quieras o no, te planteas las cosas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: